DATO CURIOSO
ARTISTAS CON IMAGINACIÓN

 Nuestra gran Plaza Mayor, luego bautizada Plaza de Bolívar,  tiene  en su costado  oriental  la  Catedral Primada junto a La Capilla del sagrario y luego hacia el sur el Palacio Arzobispal.
Si imaginamos ese marco de hoy para los principales acontecimientos de la que esas paredes fueron testigos, debemos saber que cuando ocurrieron los notables incidentes del 20 de julio de 1810 y luego la llegada triunfal de los libertadores, B ...

Después del Mundial



Nadie podría imaginar esa afición ferviente y arrolladora que vivió Colombia durante el mundial de Fútbol. Vibraba Bogotá con los goles de nuestra selección en la tierra carioca.

Las calles estaban solas cuando las miradas y los corazones andaban pegados a los televisores.

La gente parecía más amable, no hubo lugar que no tolerara a los vendedores ambulantes que sudaban la camiseta, o sudaban para que el seleccionado ganara y se prolongaran los momentos gloriosos con venta de camisetas amarillas rojas y blancas, al lado de las banderas amarillo azul y rojo. Camisetas  iguales  a las de García, Cuadrado, Zúñiga, Yepes, Armero, Sánchez, Ospina… 

 Qué buena presentación, que excelente selección, los sitios donde se instalaron las pantallas gigantes cumplieron su cometido y en las casas bogotanas se reunieron las familias y amigos a gritar de alegría. 

  Que buen sabor y que buen recuerdo queda para los colombianos que guardarán en cada hogar las imágenes de los héroes del las jornadas espectaculares de 2014.

Nuestro deber es Iniciar desde hoy, con todo el esfuerzo nacional a preparar nuestra selección infantil; aquella que ha de mejorar su presentación en el mundial de las pruebas “Pisa” para no quedar de últimos como en el 2013.

ÉPOCA ELECTORAL

Bueno es recordar en esta época que cada quien debe votar y que votar en blanco es permitir que suba el peor y la mejor forma de ser indolente.

Luego de la jornada electoral, como creyentes en la democracia, aceptamos los resultados, sean los que sean. Nuestra Capital sigue y seguirá ofreciendo oportunidades a todos los colombianos pues tradicionalmente así ha sucedido, vivir en Bogotá, es vivir en casa.

Será la misión, de aquí en adelante, vestirnos de optimismo aunque no haya tallas de esta ropa para toda la gente, pero, no existe opción diferente.

¿Será la movilidad lo primero a resolver? No sabemos, en el inmediato futuro, como vamos a circular por esta ciudad tan congestionada; se venía planteando el cambio de horarios laborales. Para que no coincidieran las horas de entradas y salidas.

A nuestra manera de ver estas medidas al futuro son insuficientes, el Transmilenio ampliado, el metro, el sistema integrado de transportes, las autopistas nuevas, los planes de descongestión podrán funcionar a muy largo plazo. Mientras, mientras… proponemos una opción alternativa, una opción o un “Plan b.” Se trata de fomentar, aún con estímulos tributarios, a las empresas para que cambien una de las muchas formas de trabajo remoto mediante comunicación en la red de Internet. El trabajo “no presencial” puede ser el principio de una solución efectiva. Existirán indudables comodidades para el trabajador que no necesite desplazarse y pueda cumplir su labor desde casa. Convendría que cada uno dialogara con su patrón de esta posibilidad aun antes de que se implante
TRANSMILENIO



El que en Bogotá, no he subido con su novia al Transmilenio,
No sabe lo que la piedra ni el ataque de mal genio.

COLECCIÓN ESTRELLAS DEL FÚTBOL EN CARICATURAS



PASES DE CONDUCCIÓN PARA SERVICIO PÚBLICO Y PASE DE PARTICULAR, de particular categoría para esquivar huecos.



Nuestra querida capital ha tenido un desarrollo vertiginoso e incontenible los edificios nuevos siguen levantando sus elegantes estructuras para alojar viviendas y oficinas. Dicen los economistas que el invertir en la capital sigue siendo un buen negocio, los muchos centros comerciales brindan oportunidades para todos, la industria ha venido creciendo aún con los cortos tropiezos de los últimos días.

Todo bueno en nuestra Bogotá, menos las vías con los incontables huecos que son el dolor de cabeza de los conductores y los resortes del descrédito. Pobre la ciudad tan pujante pero tan deficiente el mantenimiento de sus calles. Se han visto en los últimos días cuadrillas de obreros tapando huecos que tratan de arreglar parchando con pobre pavimento lo que parece irreparable. Los altibajos generados por los parches de pavimento sobre las losas de concreto son, a todas luces, inconvenientes. Son pañitos de agua tibia para el mal que más y seriamente ha afectado y sigue afectando a todos.

Ahora, se ha preocupado el gobierno distrital y nacional para que sean actualizadas las licencias de conducción… ¿habrá conductores más hábiles, en alguna parte del mundo, que sean capaces, como los cachacos, de frenar y esquivar los huecos inesperados sin ocasionar terribles colisiones? Francamente sería más inteligente revisar y mejorar la malla vial para exigir los pagos de actualización de licencias, será que el ciudadano podrá sobrellevar las cargas de la reparación de la suspensión de su vehículo, más el costo de la tal renovación del pase. Más valioso sería, entrenar a los nuevos conductores que no estén muy duchos, haciéndoles pruebas de conducción en las emergencias que vivirán manejando en un ciudad tan destrozada.

Ojalá la renovación del pase sea un pase pero de pásela por inocentes.

Por : Gonzalo Garavito Silva

Bogotá is a beautiful city



  El  pasado  mes de marzo, llegó a llamarnos la atención, la crecida acogida que tuvo la celebración del día mundial de la mujer.  Confieso que desde esta página he debido enviar un mensaje de cariño para todas las mujeres del mundo pero muy especialmente para las nuestras cachacas y colombianas. Tarde pero reciban un saludo cariñoso.   Algunas emisoras radiales  de nuestra ciudad abrieron sus micrófonos para que ellas se expresaran.  Se recibieron notas y trinos que siempre fueron amables y que, a cambio de ciertas realidades, podrían contradecir la difícil situación del maltrato contra la mujer que se busca erradicar.   Las rosas se vendieron por las calles, en las universidades y entidades comerciales se cuidaron de hacerles algún homenaje más que merecido.

  Los tiempos cambian y algo que nos llamó la atención, para este día, fue el sentido homenaje musical que una de nuestras emisoras les brindó durante todas las horas del día. “Pretty Womann”  una  y otra vez la canción visitó galante los oídos de todas las colombianas  que la escucharon pero  no todas entendieron el mensaje en ingles.   Que en resumen dice:  “ bella mujer, dime que te quedarás  conmigo porque te necesito, te trataré bien, ven conmigo y se mía esta noche…”  De alguna manera, este día de la mujer,  el mensaje era común para todas las mujeres de la patria, las madres que tienen a sus hijos en combate, las hermanas de estos  que les esperan, hijas  y mujeres valientes de Colombia.   Poco apropiada la melodía de la  muy conocida película con Julia Roberts  en que hace de prostituta.

Bueno a nuestra manera de ver se hubiera podido rendir a las mujeres  homenaje con miles y miles de canciones pues si algo hemos hecho los hombres, de todas las latitudes, es acariciarlas con nuestras mejores canciones de amor y de respeto.

Fue tan inapropiado el lance musical como el que pudiera recibir la fiesta  del santo patrono de un pueblo con un ruidoso “Happy Birthday”, bueno en este caso por ignorancia no sería tan mal recibido por el santo pues resultaría respetuoso.

Gonzalo Garavito S.

CONDUCTORES DE SEGUNDA FILA



Una de estas tardes calurosas en nuestra ciudad, repleta de autos y motos, puede uno observar  la actitud  de los conductores  gracias a  la lentitud del tránsito.  En medio del abrazo de los autos por todos lados, se me ocurrió mirar rostros y fachas de choferes. 

Esperaba, pacientemente el turno  para hacer el giro en una “fila única” según señalan las líneas del piso, de pronto se detiene un auto a mi lado obstaculizando el paso de los  que no desean hacer el cruce; algunos pitos y palabras gruesas se escuchan.  Sin embargo,  esto  no impide que otros sigan el mal ejemplo y se forma  una segunda fila que también espera señal de cruce.  Ya no miro como antes  el carro, si es  rojo o verde o si es plateado, mi reciente vecino, grasiento conductor sudoroso, masca chicle, no acepta mi mirada para no sentirse aludido volteando la cabeza al lado opuesto.   Día a día he mirado a los conductores conchudos y todos son de baja categoría, al menos en su aspecto externo. Mi vecino de hoy es de mediana edad, como varios que por lo general  no aceptan las normas de tráfico si les incomodan, sienten que son dueños de la vía porque tienen un auto recién  comprado de esos que ahora se consiguen a plazos y que se pagan solo con la plata de las onces.

Otros que conducen autos de gama alta, se les nota a leguas,  que les queda grande el carro y que el auto es de mejor categoría que ellos.

No hay escuela que enseñe modales y calidad personal, a pesar de que Pirri en TV pide inteligencia vial, uno se pregunta, en tales conductores si les queda espacio en la cabeza para un tris de inteligencia porque tampoco les cupo la educación. 

Terminemos diciendo que ellas también son atravesadas, júzguese por su manera de pitar y su conducción agresiva.

SE HA HABLADO MUCHA BASURA



Por Gonzalo Garavito.

Bogotá se despidió  del año 2012 colmado de basura. Posiblemente muchos cachacos le pidieron al niño Dios, que no  trajera  aguinaldos sino que ayudara a sacar tanta basura de la ciudad.  Otro tanto debió pensar  el viejo Noel, al recibir las cartas de los bogotanos,  que le pedían colaboración para el mismo propósito.  Pero, al parecer  no tuvo claro el asunto de los vehículos de tracción animal transitando por nuestras calles.  De otra forma, hubiera  ayudado de mil amores porque el aseo también es un regalo para los niños.   Llegó 2013, y el problema cedió ya que por pedido del alcalde  los antiguos recolectores particulares ayudaron.

Los reyes del contrato, también como magos, consiguieron camiones compactadores, de basuras  en  New York, que haciendo “honor a su nombre”  llegaron sucios y contaminados.   Después de lavados por Aguas Bogotá,  empiezan a pisar tierras sabaneras y están ansiosos de todos conocer  a Doña Juana que como buena bogotana, le fascinan los gringos.  

Ojalá no se alcance a contaminar la capital, pues el capital que se gastó, dicen las malas lenguas, fue mayor al que hubieran costado unos nuevos camiones, ya que los viejos son de alquiler.

No hablemos tanta basura que y con la que queda basta y sobra.

Nota, lo del reciclaje parece que no incluye al alcalde.

UNA MUY FELIZ NAVIDAD



Esta página,  pasa su primera Navidad en la Red, por lo cual nos sentimos muy orgullosos. Estaremos buscando ampliar todos los días nuestros escritos y nuestras imágenes;  queremos también que quienes nos visiten se lleven nuevas cosas y muchas agradables sorpresas.  En este año de 2013 iremos abriendo nuevas secciones;  es  el caso de la “Librería Animada” sección  en la que se mostrarán  títulos de libros que podrán llegar a sus manos por nuestro intermedio.   De la misma manera, si nuestro público desea vender libros o colecciones, le rogamos enviarnos su información  para que podamos  publicarla  sin ningún costo. No necesariamente han de ser libros nuevos;  pueden ser  aquellos que seguramente alguien busca y ustedes los desean vender.

También tenemos como misión seguir paseando por la ciudad con nuestra cámara.  Será un gusto que  nos acompañen a disfrutar unos  minutos de paseo, quienes quieran recordar o quienes quieran conocer a nuestra linda ciudad. Poco a poco haremos nuevos recorridos.

De nuevo un especial saludo en esta Navidad y nuestro deseo de un feliz año de 2013

¡Pero qué susto!



Por: Gonzalo Garavito

La expectativa generada por las predicciones de los mayas, hizo carrera y mucha gente  se recogió en lo más profundo de sus pensamientos arrepintiéndose  de lo que no habían hecho en los últimos años, y de lo que pensaban hacer pero que, al parecer era tarde.   Indudablemente no fueron los mayas los que predijeron que los avispados  habían de hacer mucho dinero con sus matemáticas predicciones.  Millones de dólares de utilidades para los productores de videos y programas especiales, para las agencias de noticias, para los editores de libros folletos y revistas, sin olvidar a los  conferencistas del desastre que también  vieron sus jugosos dividendos.

Bogotá, a principios del siglo XX, contaban nuestros abuelos, se  habían  padecido, en diferentes épocas paralizantes predicciones: cuando pasó el cometa Halley  en 1912, en los temblores de 1917 y sigue viva aquella del padre Margallo en que amenazó la vida de los bogotanos con aquello de “El 31 de agosto de un año que no diré, sucesivos terremotos, destruirán Santa Fe.”

Pánico en Santa fe de Bogotá, cuando recién pasado el ya mencionado cometa  Halley, corrió la voz de que el amigable cerro de Monserrate era un volcán  y que por esa época, en que la humanidad había cometido tantos pecados, haciendo referencia  a la mortandad de la Primera Gran Guerra Mundial,  y que la sociedad bogotana  había estado ten disoluta y no se arrepentía…  para sorpresa de todos, empezaron a pagar escondederos de a peso, cuando una columna de humo se vio surgir de la parte posterior del cerro tenebroso a modo de fumarola.  Una quema inoportuna fue la imagen de la alarma  final.

Pero que susto, para los abuelos y que susto para los ingenuos de hoy, a los que sí, les están muy agradecidos los comerciantes de las especulaciones.

AGUA CON BASURA



Vuelve y juega, la polémica si será el 
agua la que se lleve las basuras.

Al leer la propuesta de la alcaldía para impedir que sean varias las empresas que se encarguen del aseo en la Capital, le produce a uno ciertas dudas porque la historia ha mostrado varios casos donde esta solución no fue la mejor. De todas formas no se puede criticar de entrada, veremos y esperemos que sea positiva y que Bogotá y su ciudadanía sea la beneficiada. Se lee por los medios que no están seguros de  que la idea del alcalde sea positiva espera  este diciembre que llega sin saber si taparse los oídos,  por si la ciudadanía protesta en voz alta o taparse las narices por lo que pueda llegar. 

Traen esta medidas a la memoria tiempos lejanos en que también fue el agua encargada del aseo de la ciudad, he aquí algunas notas del pasado: 

“El propósito de los miembros de la sociedad no puede ser ni más patriótico por  lo que se refiere al embellecimiento de la ciudad, ni más humano, en lo que ella se propone hacer para el aseo, porque en  esta estriba la conservación de la vida de muchos, en especial de los niños que son envenenados con las miasmas que se desprenden de los depósitos  de inmundicias a las orillas de los ríos y con las acumulaciones de despojos de vegetales  y animales. Que se dejan en las alcantarillas sin agua suficiente que los haga lavar fuera de la ciudad. Y el problema tenía que agravarse. Teniendo en cuenta que los ríos eran la mayor fuente de agua y el principal recurso disponible para la limpieza del casco urbano.( El Heraldo de 1899)”

Veremos si,  como en antaño, nuestra ciudad puede ser limpiada por el agua.

Fragmento tomado del libro,  Los Años del Cambio, Mejía Pavoni Germán Rodrigo.

ALTOZANO DE LA CATEDRAL



Pocos lugares compiten en  nuestra querida capital  por ser los depositarios de las memorias más importantes de nuestra historia urbana.   La vieja Santa fe, nombre primero de la Bogotá que conocemos,  fue desarrollada alrededor de la Plaza Mayor, hoy plaza de Bolívar.  Resulta este espacio urbano el más emblemático; supuestamente próximas a este  lugar existieron las doce chozas, en medio de las cuales el fundador don Gonzalo Jiménez  de Quezada la declaró fundada en medio del Valle de los alcázares, 6 de agosto de 1538.

  La Catedral y los edificios públicos de su costado oriental conservan cierto sabor colonial pero sobretodo esa arquitectura neoclásica heredada del las corrientes hispánicas que la asemejan a  las peninsulares de modelos parecidos. 

Dentro de ese espacio  y  normal a la fachada de la catedral,  está el "altozano",  o el atrio del templo.   Sobre él,  se hicieron en épocas pretéritas, los encuentros importantes de los santafereños y luego de los bogotanos. Los virreyes, los presidentes, los intelectuales, los artistas, los visitantes y desde luego todas las altas autoridades eclesiásticas.   Este lugar que vio desfilar a los próceres y sobre él se han vivido los duelos y las bodas con  las celebraciones más notables de Colombia,  es un sitio obligado si vives o conoces a Bogotá.   Fue anterior al emblemático templo sobre el cerro de Monserrate, y es el punto más favorable para ver la extensión de la plaza,  desde allí, se ven espléndidos:  el Capitolio Nacional al costado sur,  al frente costado occidental  el Palacio Líevano, o sede de la Alcaldía mayor de la ciudad, al norte  el reconstruido y rediseñado palacio de Justicia.  La  dura planicie  destaca en su centro el monumento al  padre de la Patria,  el  Bolívar de  Tenerani,  tesoro y memoria de nuestra ciudad¸ que a propósito, como se rumoró no puede ser trasladado o la estatua cambiada o vendida a Venezuela.   Es bueno confirmar, que la estatua de Bolívar no será vendida a Venezuela, ni que sepamos, se hayan hecho propuestas en tal sentido.  El rumor al parecer surgió de algún comentario descuidado, pillado en el interior de un atestado Transmilenio.

No suponemos que este absurdo comentario se haya generado en el famoso "altozano" aunque  sobre este, se hayan desarrollado la mitad de los chismes y las verdades sobre Bogotá  que solo pudieron escuchar las tumbas del Cementerio de los Pobres, que estuvo bajo tierra en este preciso lugar. 

PARA SER SIN-CEROS, DA LO MISMO



No hace muchos años se discutía la eliminación de la abundancia de ceros en la moneda colombiana.  Ahora, por iniciativa del gobierno, ha regresado la excelente  iniciativa que será, a nuestra manera de ver, muy beneficiosa.  La cantidad asombrosa,  expresada en  miles de pesos nos recuerda  que en tiempos pasados fue devaluada  y con el pasar de los años perdió inmenso terreno con respecto a las monedas fuertes de otras naciones.

 Las cifras de hoy nos han acostumbrado a darle un pequeñísimo valor al peso colombiano;  pensar que una simple empanada con una bebida, comprada en cualquier esquina, cuesta algunos miles de pesos, ¡pobre peso colombiano!  

  La idea es buena, busca renombrar  al peso sin consecuencias especiales  y se  le devolverá  la  imagen de solidez que tanto se añora por quienes la recuerdan casi a la par del dólar.  

Sencillo es,  lo que algunos quieren complicar aduciendo traumatismos sociales  y   que,  en realidad, son simplificaciones para todas las operaciones financieras. 

Un peso (1) se llamará lo que antes se denominaba mil pesos (1000) nadie puede asustarse cuando al llenar el tanque de gasolina  de un vehículo, le digan que  le surtieron  sesenta pesos y no sesenta mil. 

Con el cambio  de nombre, es de suponer que, servirán por muchos años los billetes y monedas que hoy están en circulación; solo que veremos aparecer unos nuevos, que estrenan  un borrón de ceros.  Nada pasará cuando a usted paguen con un  billete nuevo que dice  veinte pesos  para pagar cinco mil pesos y le devuelvan quince mil pesos.  Con el tiempo, a usted no le importará si le pagan con billete que se llame "cincuenta mil" o "cincuenta" tienen el mismo valor y  podrá pagar los mismos artículos o adquirir los mismos servicios.

Aceptemos que es mejor decir que uno más uno son dos y no que un mil más un mil son dos mil.

Mas rápido más económico, menos consumo de papel con largas cifras, es casi una medida ecológica, sana y positiva; perdón que nos anticipemos y nos presentemos sinceros.  

 

Actualmente, antes del cambio, el peso colombiano vale menos que una dosmilésima parte de un Euro.




EL ROSTRO DE BOLÍVAR, QUE FUE PINTADO CUANDO EL MISMO POSÓ PARA SU RETRATO.
Don José María Espinosa Prieto, pintor de nuestra Independencia. Por Gonzalo Garavito S.



Bienvenidos a Bogotá Animada